PSICOINFANTILSEVILLA.COM

ADICTOS A LA TECNOLOGÍA

En promedio, miramos nuestro smartphone 150 veces al día. El 87 % de los españoles tiene su teléfono al lado las 24 horas del día y el 80 % admite que lo primero que hace cuando se despierta es mirar su móvil. Ya hay descrito un síndrome de abstinencia para el adicto al móvil, que es la reacción fisiológica del cuerpo similar a la de los que necesitan drogas o para ir al casino como los nervios, la taquicardia y la sudoración..

La Organización Mundial de la Salud nos alerta sobre el «trastorno de los juegos de azar», o adicción a los videojuegos, es un «trastorno de salud mental» similar a una adicción a los juegos de azar. Dos prominentes ejecutivos, Tristan Harris de Google y Scott Hagedorn de Omnicom, advirtieron que estamos al borde de una crisis de salud pública mundial, particularmente entre los adolescentes, debido a una «hiperaditivación tecnológica».  Los datos de la empresa de análisis Flurry  son reveladores mostrando que pasamos cinco horas al día interactuando con unas 88 aplicaciones, incluidas las conectadas a videojuegos, en nuestros smartphones.

En España vamos a la delantera pero en modo inverso….

España se sitúa por delante de la UE en número de smartphones (23 millones). Sólo el 24% de los españoles prefieren comunicarse en persona, mientras que el 35% opta por la mensajería instantánea y sólo el 33,5% por el teléfono. Sin embargo, el movimiento de la desintoxicación digital ha tenido un golpe de efecto. En Mallorca, Melissa del Cerro y Lluís Miguel Mestre lanzaron detox – digital.com en 2014. Un iniciativa pionera en nuestro país y que lamentablemente va engrosando sus listas de afiliación año tras año.

El problema es global. En un informe de la UNESCO de 2015 se hizo hincapié en la necesidad de reconstruir en los niños lo que denominó «competencias transversales» (pensamiento crítico e innovador, aptitudes intrapersonales, ciudadanía mundial y salud física y psicológica), debido a los inquietantes equilibrios que se están haciendo para insertar cada vez más tecnología en su educación.

Un modelo de negocio al alza para ciertos hosteleros.

Dos cadenas hoteleras españolas ofrecen paquetes de desintoxicación digital en los que el teléfono móvil queda bloqueado en recepción. El Barceló Sancti Petri Chiclana (Cádiz) ofrece una estancia de 7 noches en la que el 90% de los clientes se alojan sin comprobar su móvil, pero el 10% no puede y acaba pidiendo las llaves para acceder a su móvil. Mientras que la cadena Vincci tiene dos opciones de desintoxicación digital en Marbella (tres noches a 359 euros) y Tenerife (129 euros por noche).

El problema de los niños y la tecnología: ¿Cómo sacar a los niños de sus teléfonos móviles y pantallas?

Aunque odiamos admitirlo, los dispositivos inteligentes también actúan como una niñera digital, manteniendo a nuestros niños temporalmente ocupados y callados. La crianza de los hijos es difícil – sólo con obtener una hora libre para preparar la cena puede resultar algo casi imposible. El señuelo de simplemente poner una tableta en las manos de su hijo es comprensiblemente tentador. Pero, ¿hay algo que apacigüe tan fácilmente a un niño que sea demasiado bueno para ser verdad? Con los niños de 5 a 16 años que ahora pasan un promedio de más de 6 horas al día mirando un teléfono móvil o una pantalla, están empezando a surgir patrones preocupantes entre los niños y la tecnología.

Los efectos negativos de los dispositivos inteligentes en los niños

La cantidad de tiempo que los niños dedican a los dispositivos inteligentes ya no sólo concierne a los padres, sino que los científicos y los gobiernos de todo el mundo se están interesando activamente en los efectos de este comportamiento. Los estudios realizados hasta la fecha han revelado que el exceso de tiempo dedicado a los dispositivos inteligentes y a Internet están causando problemas en varias áreas del desarrollo de los niños:

– Patrones de sueño alterados e insomnio

– Desarrollo más lento de las habilidades sociales y para la vida

– Disminución de la salud física, es decir, aumento de peso y menor exposición a los beneficios de pasar tiempo al aire libre.

– Un daño al desarrollo de las relaciones clave, es decir, de la familia.

– Problemas de autoconfianza/ansiedad

– Mayor susceptibilidad al lavado de cerebro

 

La obviedad es simplemente abrumadora.

Muchos padres también han reportado un aumento en los problemas de comportamiento después de que su hijo ha pasado un largo período de tiempo en un dispositivo inteligente, con un padre reportando que su hijo se volvió casi demoníaco con su obsesión por la tecnología. Desde el resplandor azul de la pantalla hasta el contenido con el que se relacionan, hay una fuerte evidencia de una conexión entre períodos prolongados en dispositivos inteligentes y las influencias negativas en el bienestar de un niño. Pero siendo este un tema tan moderno, ¿cómo se supone que los padres se abrirán camino a través de él?

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies